Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.abrilveterinarios.es Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
ACEPTO
Cerrar
Estás en: Inicio > Consejos para viajar con nuestros mejores amigos
Buscar en la web

Consejos para viajar con nuestros mejores amigos


Si piensas viajar con tu animal de compañia estas vacaciones estos pequeños consejos pueden ser de gran utilidad

Publicado el: 08/04/2017

                                                                                                                                                               


             Cada vez somos más los que decidimos explorar el mundo acompañados de nuestros animales, no se nos ocurre con una compañía mejor para disfrutar de los días de descanso. En este blog pretendemos ofreceros unas nociones básicas para viajar sin complicaciones.

                1.-Burocracia           

Ni los animales se libran. Al igual que nosotros necesitamos del correspondiente pasaporte y/o visado para entrar en ciertos países nuestros animales deben cumplir una estricta normativa que será diferente según el lugar de destino. Si vas el destino pertenece a la UE los requisitos no son tan extensos pero si vas a viajar a un tercer país es muy importante que busques información en la embajada, en los servicios veterinarios oficiales y en tu clínica veterinaria con suficiente antelación para evitar problemas en la frontera. Recuerda que si el perro no cumple con la legislación se quedará retenido durante el periodo que estimen oportuno y además deberás hacer frente a la multa correspondiente.

 

2.- El destino

Que cada vez mas alojamientos admiten mascotas no es ninguna novedad, que cada vez hay más playas que las admiten tampoco. Lo que si te puede resultar llamativo es que igual que cada región tiene su gastronomía también tiene sus enfermedades. Lo habitual es que tu veterinario haya diseñado un programa vacunal y de control de parásitos externos adaptado a las condiciones de vida de tu animal pero si vas a irte a otra región es mas que probable que debas añadir alguna modificación a esa pauta. Si quieres traer algo de vuelta, que sea un souvenir, no un disgusto.

 

3.- El viaje

Bueno, pues ya tenemos el destino, ya cumplimos perfectamente con la ley de fronteras y tenemos a nuestro compañero peludo protegido al 100%; ahora hay que desplazarse.

Para viajar en coche es sabido por casi todos que la Dirección General de Tráfico tiene unas normas muy estrictas que hay que cumplir por el bien de todos, sí, también por el bien del animal. Un sistema de sujeción correcto y homologado que mantenga al animal separado del habitáculo del conductor puede evitar que nuestro perro sufra lesiones en caso de frenazo brusco o colisión.

Si vamos a viajar en avión ponte en contacto con la compañía aérea con antelación ya que los requisitos varían de unas a otras y con la especie, raza y peso del animal.                                                                                                          
                                                                                                                                                                                                 

4.- Propietario prevenido….

Ahora sí, de verdad, lo tenemos todo para irnos: documentación, maletas y ganas ¡muchas ganas! Todo va a ser genial, llegamos a destino, paseamos, jugamos a la pelota, nos bañamos en el mar en el rio y el perro empieza a vomitar o se pelea con otro perro o se da un golpe y cojea…. ¿Ahora que hacemos? Nervios, agobio, miedo, una conexión de internet que cuando se necesita funciona fatal, un veterinario de urgencias que no aparece por ningún lado, o que aparece su número pero no localizamos la calle.

No es por ser agorera, pero debéis llevar buscado al menos una clínica veterinaria cerca de donde os vayáis a alojar. En situaciones de urgencia vital un minuto puede ser mucho tiempo y las prisas nunca son buenas consejeras. Si alguno de los lectores ha tenido la mala experiencia de un golpe de calor en un perro sabe perfectamente de lo que hablo.

                                                                        

 

                Espero que estos consejos básicos os hayan sido de ayuda y si necesitáis algo más no dudéis en contactar con nosotros. Felices vacaciones



              



Comentarios


Rellene este formulario para comentar el artículo
Validación de seguridad Captcha